Encontró a hija desaparecida durante la tragedia de Vargas

02 marzo 2011

Tragedia VargasUna venezolana de origen portugués asegura que se ha reencontrado con su hija desaparecida hace doce años en la tragedia de Vargas, después de hallarla por casualidad en la red social Facebook, en una historia que la misma protagonista califica "de película".

"Una amiga vio una foto en la que aparecía mi hija, que había sido publicada por una monja a la que tenía entre sus contactos en Facebook, y aunque no estaba identificada con el nombre de ella, se notaba que era mi hija", contó a Efe Lucinda Nunes, madre de Angely Nunes, con quien se reencontró hace tres semanas.

Lucinda Nunes narró que en diciembre de 1999 su hija se encontraba de vacaciones en La Guaira cuando se produjo la emergencia causada por fuertes lluvias, que dejó cientos de muertos y desaparecidos.

"Mi hija tenía diez años y estaba de vacaciones con unos familiares en La Guaira (norte) cuando ocurrió la tragedia, ahí se perdió, pero yo estaba segura de que estaba viva porque la pude ver en las imágenes que pasaban por la televisión", dijo emocionada Nunes.

Madre e hija, que tiene el nombre de Carla Ures, se han hecho las pruebas de ADN y conocerán los resultados en abril.

Sin embargo, Lucinda Nunes y el resto de sus familiares incluyendo a su padre y sus dos hermanos reconocen en Carla Ures a Angely Nunes.

Durante el caos desatado tras la emergencia en 1999 muchos niños fueron trasladados a albergues e instituciones entre los que se cuenta el hogar Santa María de la Caridad, en Caracas, a donde fue a parar la hija de Nunes.

Aunque ya tenía diez años cuando se perdió, Angely no sabe qué pasó en su vida antes de que ocurriera la emergencia, incluso, su nombre fue cambiado por el de Carla Ures y ella no sabe explicar, hoy en día, si en aquel momento recordaba su nombre verdadero, indicó a Efe la joven.

Carla Ures, o Angely Nunes, cuenta que al principio, cuando se perdió y fue rescatada por las autoridades le dijeron que sus padres habían muerto y tiempo después le informaron que estaban vivos, pero ella siempre permaneció en el hogar, donde aún vive.

"De cara está igualita, pero está desnutrida, los médicos dicen que tiene bajo peso", dice la madre, mientras la hija asegura sentirse "contenta pero confundida" con el giro que ha dado su vida.

Para Lucilda "la mano de Dios" fue la que propició el reencuentro y Angely dice: "Sólo quiero estar con mi mamá todo el tiempo que sea posible, todo el tiempo que me queda". (Fuente: globovision)
Articulo Siguiente Inicio