Memoria diagonal de Facebook

11 enero 2011

Esta leyendo un poco y me encontre con esta noticia en el diario de leon, y ahora la comparto aqui. Los portales ya no son lo que eran. Aquellos espacios regentados por una familia cuya ocupación era la de mantener el orden en las tareas de tránsito de lo privado a lo público, se convierten hoy en No-lugares espacios para practicar el anonimato- en palabras del antropólogo francés Marc Augé. Los portales han desaparecido del tiempo cotidiano, como lugar de juegos y comunicación, salvo para recoger una correspondencia casi siempre viciada de un lenguaje estéril desde su monólogo escueto y materialista.

Los portales sólo existen en Internet. Según la Wikipedia, Facebook es un portal diagonal porque sus contenidos no van dirigidos a todo el público, sino a un sector concreto, especializado quizá en el diálogo breve y a distancia. En este portal, que soporta una Babel de vecinos, encontramos espléndidos relatos de vidas anónimas; modestas páginas de interior que buscan sumar diálogos, compartir afectos o creencias comunes y buscar satisfacciones en la nostalgia. «Mejor loco con todos que cuerdo solo», que decía Gracián indagando siempre en lo que somos.

Dicen los etnógrafos que los relatos de vida autobiografías escritas en cualquier soporte- son fuentes valiosas para organizar experiencias, pues ofrecen «conceptos sensitivos» difíciles de captar con encuestas o trabajos de campo e, incluso, que nos aportan la riqueza del vocabulario local, algo muy valioso aunque en vías de extinción, sobre todo en su aspecto oral.

Internet ha permutado los hábitos del filandón, pues el roce y las peleas de antaño entre ambos sexos, se mitigan hoy desde la soledad de la silla giratoria. El triunfo de la técnica nos permite, por un lado, acceder al pasado a través de las numerosas fotografías antiguas que están colgadas en la red y además disfrutar de los comentarios que sobre ellas se escriben.

Hay en Facebook una carpeta de fotografías antiguas de Ponferrada y El Bierzo, con mas de dos mil imágenes aportadas por aficionados y por particulares que buscan reverdecer la memoria del pasado siglo. La fotografía es un hecho parcial, interesado y convencional, pero cualquier imagen nos sirven para escuchar voces de los que apenas la tienen, para dibujar pensamientos, fijar recuerdos, transmitir experiencias y conocimientos de los hechos cotidianos de la vida.

Ese punto de encuentro que era el portal hace años -muy a pesar de los porteros, enemigos del caos, se recupera hoy en forma virtual como ejercicio dialéctico (búsqueda del conocimiento) de varias generaciones, porque ya saben que lo peor de la ignorancia es que, a medida que se prolonga, adquiere confianza, Había que hacer algo. (Fuente: diariodeleon)
Articulo Siguiente Inicio